viernes, 7 de noviembre de 2008

No es oro todo lo que TED luce

Permitidme este juego de palabras como título de esta entrada para hablar de TED.com primero y de una presentación concreta después.

1. ¿Qué es TED?

Son las siglas de Technology Entertainment Design, es decir, Tecnología Entretenimiento Diseño. Empezó en 1984 y consiste en celebrar una conferencia una vez al año donde se realizan presentaciones de los temas citados y, con el paso del tiempo, de otras temáticas distintas. El evento tiene lugar en Monterey, California aunque parece que para 2009 lo trasladan a Long Beach, California.


El lema de la gente de TED es "ideas worth spreading", que podríamos traducir como "ideas que vale la pena difundir". Las presentaciones tratan temas de ciencia, arte, diseño, política, cultura, negocios, temas globales, tecnología, desarrollo y entretenimiento.

Hasta aquí no parece nada novedoso, ¿verdad? Digamos que se caracteriza por dos cosas:
  1. Todas las charlas que han dado están disponibles en Internet (formato vídeo) a través de su web, su canal Youtube o en forma de suscripción a sus podcasts. A fecha de hoy, tienen cientos de presentaciones disponibles, todas ellas en inglés y con licencia Creative Commons para poder compartir y difundir libremente.

  2. El tiempo límite de cada presentación es de 18 minutos y esto hace que los conferenciantes tengan que centrarse en lo más importante que quieran transmitir y dejar aparte lo más superfluo. Por tanto las presentaciones son bastante dinámicas, en general y es raro que se hagan pesadas. Sin embargo, algunas presentaciones sobrepasan este tiempo límite.
Si el inglés no supone un problema para vosotros, os recomiendo encarecidamente que visitéis de vez en cuando su web o canal Youtube y vayáis mirando algunas de sus charlas. Es cierto que algunas son realmente increíbles mientras que otras están bien y algunas no son gran cosa. Quizá un buen comienzo sería ver las 10 mejores presentaciones de TED. Aún no las he visto todas pero si tuviera que apostar por la mejor, escogería la de Sir Ken Robinson: "Do schools kill creativity?". El adjetivo calificativo que me viene a la cabeza cuando la recuerdo es: magistral.

Se da la circunstancia de que estoy suscrito a su canal RSS y me van llegando varias presentaciones nuevas a diario. La verdad es que no siempre tengo el tiempo para ir viéndolas y ahora mismo tengo 179 pendientes por ver. Evidentemente no las pienso ver todas, por el título y la breve descripción textual que acompaña a cada entrada puedo descartar la mayoría de ellas.

2. Presentación sobre la conexión entre creatividad y jugar

El hecho es que hace un rato he visto una presentación de Tim Brown titulada "The powerful link between creativity and play" y quería comentarla con vosotros.

En primer lugar, cabe destacar que tiene una duración de casi 28 minutos, por lo que vulnera uno de los principios de las charlas TED.

En segundo lugar, a pesar de que el tema me atrae bastante y el conferenciante plantea aspectos interesantes, la sensación final es que la forma ha mermado al contenido. Me explico.

Empieza la charla de forma bastante enérgica, interactuando desde el principio con el público, les hace dibujar a alguien que tengan cerca. Al cabo de poco les plantea otro experimento: lanzar una especie de cohetes de goma al escenario. Poco después les hace dibujar de nuevo, esta vez rellenando círculos con cualquier cosa.

Ciertamente, cuando interactuamos con la audiencia estamos dinamizando la charla y evitamos en gran parte que el público se aburra o bostece. Pero creo que hay que hacerlo con cierta medida y, sobre todo, distribuirlo a lo largo de nuestra exposición. En su caso la segunda mitad de la charla se hace más pesada porque después de las tres intervenciones participativas del público sólo habla el conferenciante. Creo que yo me hubiera reservado la tercera interacción para la segunda mitad.

Otro punto a destacar es que el señor Brown se mueve constantemente por el escenario pero sin ninguna intención concreta. Simplemente va deambulando de un lado a otro, pasando por detrás del portátil donde va leyendo continuamente las notas de su presentación. Esto transmite nerviosismo e inseguridad y dificulta que el público se meta de lleno en lo que él cuenta.

También juega en su contra el hecho de que habla muy deprisa y balbucea a menudo. Nuevamente la comunicación con los espectadores se ve mermada.

Todas estas observaciones son críticas constructivas para que tengamos bien presente cómo la forma en que presentamos algo puede influir negativamente en la percepción final, a pesar de que los contenidos sean muy buenos.

Recordemos que la presentación la damos las personas, con nuestra voz, nuestra mirada, nuestros movimientos, etc. Las diapositivas de PowerPoint o Keynote son un mero complemento visual. Hay que decir que en su presentación cumplen bien su cometido, las diapositivas son visuales y no contienen grandes cantidades de texto y eso es muy positivo.

Os dejo aquí la charla para que veáis vosotros mismos lo que os he comentado y lo juzguéis oportunamente. Cualquier comentario al respecto será bienvenido. Por cierto, aunque el inglés sea un problema podréis apreciar lo que he ido comentando.


Tim Brown on creativity and play - TED.com


Referencias:

3 comentarios:

Pierre dijo...

Antes de todo enhorabuena para el blog!!!
Al ver el articulo recorde una presentacion que me impacto en el TED del 2007 creo, la encontrareis en GapMinder
a ver que os parece...

Anónimo dijo...

Pequeño detalle... esa charla de la que hablas no es de TED. Es de una conferencia amiga llamada Serious Play. Presta mas atención la próxima...

Carles Caño dijo...

El comentario anterior es correcto. Esta charla no es de TED aunque aparece publicada en su web, con lo que el título "No es oro todo lo que TED luce" no sería tan inapropiado ya que además añaden la caratula de TED al principio del vídeo.