lunes, 15 de junio de 2009

Trucos para controlar los nervios: Toastmasters



¿Cómo controlar los nervios durante una presentación?

Es la pregunta del millón... pero si os sirve de consuelo, con la experiencia dejamos de planteárnosla. Así que la pregunta es:

¿Cómo puedo ganar experiencia?

Una opción no demasiado conocida es apuntarse a algún grupo de oratoria. Un lugar acogedor, con una audiencia reducida y amigable que nos permita superar poco a poco nuestros miedos.

Lo mejor es que este tipo de club ya existe: Toastmasters es un club de oratoria centrado en apoyar, y dar confianza a toda persona que quiera mejorar sus habilidades para hablar en público.

Se fundó en 1924 en Estados Unidos. Está abierto a todo el mundo y en sus sesiones se puede encontrar gente de todas las edades, profesiones e intereses. Desde la persona que necesita superar su timidez, a profesionales que quieren pulir su técnica.

En España hay sedes en diferentes ciudades: Madrid, Barcelona, Valencia y muchas otras.

Yo estuve en una sesión en Barcelona, y mi experiencia fue muy buena. También he de decir que no pude continuar, pero no porque no me interesara sino por falta de tiempo.

Las reuniones suelen ser semanales y duran aproximadamente hora y media. Si os interesa leer un poco más sobre la estructura de una reunión os aconsejo mirar este link.

Pros...

1. Las sesiones son dinámicas y fomentan la participación de todo el mundo.
2. Tienen un sistema de control de la muletillas, después de hablar te dirán lo mejor y lo peor de tu charla para que puedas mejorar.
3. El efecto "Refuerzo positivo" cuanto más practicas en un grupo reducido más seguro te sientes y te permite afrontar audiencias mayores con mayor tranquilidad.

... y Contras

1. La estructura y filosofía americana salta a la vista, aunque si os he de ser sincera, en este caso creo que funciona.
2. Se centra en el discurso y la parte formal de nuestra comunicación oral. Olvidaros de mejorar presentaciones con Powerpoint y diapositivas (aunque para eso ya está este blog, no?)
3. El púlpito que ponen en cada reunión, que fuerza a una comunicación estática sin prácticar una correcta utilización del espacio.

Pánico: Imagen de Kevin N. Murphy @Flickr con Licencia Creative Commons by

1 comentario:

Pippo dijo...

Hay un método buenísimo, y parece una tontería, pero no lo es. Sirve tanto para presentaciones y oratoria como para reuniones 'difíciles' en general. Allá va:

5-10 minutos antes de empezar te sientas solo, te pones música, la que sea, pero que sea alegre y movida. Cada cual tiene su música, pero es importante que sea una música movida, alegre. Tipo la banda sonora de Indiana Jones o similar, algo que te haga vibrar. A mí me funciona Iron Maiden.

Segundo, con la música bien alta (auriculares, por favor!) cierras los ojos y te imaginas saliendo con éxito rotundo de la sala de oratoria, reunión o lo que sea. Tienes que visualizar cómo te felicitan por una charla perfecta, con la audiencia a tope, todos flipando. Visualiza bien la escena. Visualiza la escena de éxito otra vez. Éxito total, éxito rotundo.

Apaga la música, abre los ojos y entra en la sala con la cabeza bien alta. Verás como estás dispuesto a comerte el mundo.

En serio, funciona.